Páginas

sábado, 11 de febrero de 2012

La poesía Lírica

                           LA POESÍA LÍRICA

1. Introducción
  1.1. Diferencias entre poesía lírica y épica.
  1.2.  Características generales: Orígenes y clasificación.
2. Poesía monódica: Safo, Alceo y Anacreonte.
3. Poesía elegíaca: Solón, Tirteo y Teognis.
4. Poesía yámbica: Arquíloco e Hiponacte.
5. Poesía coral. Alcmán y Píndaro.



1.    INTRODUCCIÓN

1.1.    Diferencias entre poesía lírica y épica.
Si comparamos la lírica arcaica con el género épico, encontramos notables diferencias:
•    En la poesía épica, el yo del poeta no aparece; en la lírica, el poeta habla de sí mismo o de vivencias y circunstancias cercanas a él.
•    El contenido de la épica en gran parte viene dado por el mito; en la lírica, a pesar de que el mito sigue teniendo validez, aparece de forma tangencial, como explicación de algo que se trate.
•     El contenido casi exclusivamente narrativo de los poemas homéricos halla su reflejo en una única forma métrica, el hexámetro; en la lírica, en cambio, la diversidad temática es expresada en metros muy variados.
•    La lengua de la poesía homérica es artificial; la poesía lírica se escribía en una lengua viva y concreta, si bien con el tiempo determinados géneros líricos quedaron adscritos al dialecto en que se cultivaron en principio. Así en la monodia predominó el eólico de Lesbos, en el yambo, el jónico y en la lírica coral, el dórico.

1.2. Características generales. Orígenes y clasificación

     Esta lírica griega abarca desde el s. VII a. C. hasta finales del s. VI a.C., un período lo suficientemente dilatado como para dar cabida a toda una variedad  de autores, obras y estilos.
     Los orígenes de esta poesía debemos rastrearlos en la lírica popular no escrita: cantos rituales que ejecutaba el pueblo acompañados frecuentemente de música y danza (cantos que acompañaban las tareas del trabajo, las bodas, ritos funerarios y celebraciones de los vencedores en los juegos realizados en honor de una divinidad). En su auge literario influyeron dos factores:
a)    Introducción de la escritura en el acto de composición que permitió crear poemas más extensos y complejos y con más cuidados estéticos.
b)    El desarrollo de certámenes y competiciones literarias.

     El término lírica fue acuñado en época helenística y hacía referencia exclusivamente a aquellas composiciones que iban acompañadas de un instrumento de cuerda  ya solo o con flauta.
     La primera clasificación que podemos establecer es entre lírica coral, que tiene al grupo o coro como protagonista del canto y, en ocasiones, de la danza; y lírica no coral con tres tipos bien definidos: la monodia (también llamada poesía mélica), la poesía elegíaca y la yámbica.


2.    POESÍA MONÓDICA: SAFO, ALCEO Y ANACREONTE.

Este género de lírica no coral se vincula a la isla de Lesbos, cuna de Safo y Alceo, que son sus máximos exponentes. Allí en los s. VII y VI a. C. florece una cultura propia y brillante.
La poesía de estos autores lesbios está compuesta en cortas estrofas de variados y simples metros, cantada y acompañada de instrumento de cuerda.
•    Es una poesía depurada, de gusto aristocrático y refinado que sabe valorar la sencillez, sin artificios.
•    Es más personal que el resto de la lírica arcaica.
•    Está escrita en dialecto local lesbio (eólico)


SAF0

      Es la primera poetisa de occidente y la voz lírica por antonomasia de todo el elenco de líricos griegos. Su fama ya desde la antigüedad ha mezclado realidad con leyenda ignorándose a ciencia cierta su fecha de nacimiento y muerte. Parece coetánea de Alceo y casada con un hombre rico y que fue madre de una niña. Estuvo ligada a la vida social y ciudadana de Mitilene, en Lesbos.
     El tema principal de sus poemas era el amor, expresado siempre con una natural sencillez, a veces con ternura, a veces con pasión. Sus poemas de amor, sin adornos, tienen la inmediatez y espontaneidad de algo sentido. Eros es lo más bello, lo más deseable, pero también lo más duro e irresistible. Lo define como sentimiento agridulce (γλυκυπικρός )
     Para ella Afrodita es la diosa más importante, como dadora de gracia y belleza. Parece que dirigió un círculo de muchachas a las que inició en la música, en la poesía y en el culto de esta diosa. Conservamos dos poemas a Afrodita, uno de ellos adopta la estructura de petición, en tono no solemne sino de amistosa intimidad.
             Conservamos también de ella poemas más formales compuestos para rituales o
        festividades religiosas, o los epitalamios (cantos de boda).
             Utilizó su dialecto eolio con tal sencillez y perfección que muchos fragmentos
        nos han llegado a través de los gramáticos como ilustraciones del eolio. Hizo uso de
        metros variados de los que la llamada estrofa sáfica lleva su nombre.
             En época helenística y romana se la elevó a la categoría de décima musa. Poetas
         Latinos  como Catulo y Ovidio la imitan. La calidad de sus poesía amorosa se ha
         valorado mucho siempre por traspasar las fronteras del tiempo.

ALCEO

     Parece haber nacido hacia el 630 a. C., en la ciudad lesbia de Mitilene, como Safo, poco después del desmoronamiento de la monarquía. Vivió la lucha de las familias nobles por el poder. Pertenece a la aristocracia eolia y su poesía es el reflejo inmediato de una vida entregada a la acción política en medio de las luchas civiles. Representa el ideal homérico del honor y la gloria, pero asimilado a los nuevos tiempos de partidos e intereses personales. Es apasionado y violento en sus ataques a sus enemigos políticos.
     Además de sus ataques políticos, sus poemas nos reflejan el ambiente en que se mueven los aristócratas de su época: el simposio, el vino, el erotismo…De esta manera fragmentos ásperos y broncos se alternan con otros de tono más suave, pero nunca llega a alcanzar la emoción de los poemas de Safo.
     Finalmente debemos destacar que a  Alceo le debemos la imagen de la nave, cuya salvación o pérdida simbolizan la de su patria.

ANACREONTE

     Separado de la lírica lesbia por más de medio siglo, Anacreonte se mueve en un mundo donde han desaparecido los ideales aristocráticos de Alceo y Safo. Es natural de Teos, ciudad jonia cuyos habitantes bajo la presión persa se vieron obligados a marchar a las costas tracias, donde este poeta inicia su labor poética.
     Más tarde dirige sus pasos a la corte de Polícrates, en Samos y posteriormente a la Atenas del tirano Hiparco. En estos lugares el marco de su poesía lo constituye el simposio, muy de moda en la época de las tiranías, en el que se concede gran importancia al refinamiento de los modales en el banquete. Nada quiere saber de rencillas ni de guerras. Él mismo nos dice que desea cantar los dones de Afrodita y los placeres de la fiesta (banquete, vino, amor y las etapas de la vida humana; en especial la juventud y la vejez).
     Su metro variado, su lenguaje claro y realista, y sus reflexiones serias y profundas hacen que sea, junto con Safo, el autor que más pronto llega al lector de hoy.El tono vital de sus poesías fue muy apreciado en el Renacimiento, hasta el punto de denominarse anacreóntica cualquier composición que celebra los placeres efímeros y el amor del modo en que compuso sus  Odas.
    
3.    POESÍA ELEGÍACA: SOLÓN, TIRTEO , TEOGNIS  Y MIMNERMO

     Encontramos los orígenes de la elegía en canciones populares ligadas al culto religioso o a momentos importantes de la vida como el nacimiento y la muerte.

     La palabra            aparece por primera vez designando el pentámetro, verso de cinco pies y deriva de            ἐλεγεῖον cuyo significado principal es “lamento, canto fúnebre”.
     La elegía, tal como nos aparece en los primeros autores, muestra gran influencia de la épica, tanto en la lengua como en la métrica. Además del contenido funerario, aparecen exhortaciones, consideraciones morales, temas políticos, militares, autobiográficos, himnos a los dioses; en definitiva, formó un género literario óptimo para expresar todas las necesidades del nuevo espíritu social del mundo jonio. En él, en las nuevas póleis, la burguesía enriquecida surgida del comercio y la industria crea gran inestabilidad socio-política.
     En un principio iba acompañada de flauta, si bien con el tiempo fue perdiendo su carácter musical para convertirse en poesía recitada.
      Al comienzo, la ocasión de interpretación probablemente fuese el banquete funerario. Posteriormente, al ser su temática tan diversa, podía interpretarse en cualquier tipo de banquete.
     El esquema métrico de la elegía corresponde al dístico elegíaco, combinación de un hexámetro dactílico y un pentámetro:
              _UU _UU _UU _UU _UU _ _
              _UU _UU _ _UU _UU _

     Sus principales representantes son Solón, como ejemplo de elegía política; Tirteo, con el que el género se convierte en oda a la lucha en la batalla; Teognis, con el que se acentúa el carácter erótico y, por otra parte, el ideal aristocrático y exhortación a la guerra; finalmente, Mimnermo, que nos presenta el tema del carpe diem.

SOLÓN

     Solón de Atenas, nacido hacia el 640 a.C., vive una época de graves luchas sociales. Aristócrata, es elegido en el 594 árbitro con plenos poderes. Intenta como mediador, conciliar los intereses de los aristócratas y los de las clases populares. Canceló la esclavitud por deudas.
     Su obra es un testimonio de su pensamiento y una justificación de su actuación política. Por ello sus versos son una exhortación al diálogo, a la moderación, al equilibrio. Destacan sus reflexiones éticas.


TIRTEO

El espartano Tirteo hace de la elegía una oda a la lucha en la batalla, la pelea con fuerza y fe, el no rendirse, el apoyo al compañero, la muerte gloriosa, el ejemplo de los antepasados…



TEOGNIS

     Teognis de Mégara parece que alcanzó su plenitud en la segunda mitad del s. VI a. C. En su ciudad vive las luchas políticas entre la aristocracia tradicional y las nuevas clases sociales. 
     Sus poemas son elegías cortas típicas del simposio, cuyos temas predilectos son el vino, el amor, la nostalgia de los ideales aristocráticos,  la exhortación a la amistad o reflexiones sobre las limitaciones del hombre.
     La parte más conocida son las llamadas Elegías a Cirno, su joven amado al parecer, al que expone su ideal aristocrático:
•    Conviene el trato con los mejores y evitar el contacto con las nuevas clases.
•    La prudencia, moderación, la firmeza ante el mal, son preferibles a los bienes de la fortuna, que cambian continuamente de manos.
•    Los “buenos” son los grandes terratenientes de noble linaje. Los papeles sociales están cambiando en su tiempo y la nobleza se casa con los “malos” por dinero.
•    La amistad debe unir a los hombres de posición para recuperar su dominio.

Su visión del mundo, que no entiende y le resulta corrompido, es pesimista


     MIMNERMO

          Mimnermo cuyo nacimiento en Colofón podemos ubicar entorno al 630 a.C., inagura   el tópico de tempus fugit: la vida es fugaz, la juventud se añora y la vejez es achacosa y terrible,  peor que la propia muerte.
     Al lado de este tono melancólico destaca el tono erótico del libro Nanno, dedicado al parecer a una cortesana.

    
       




4.    POESÍA YÁMBICA: ARQUÍLOCO E HIPONACTE.

     El cultivo de este género lírico debemos relacionarlo con las canciones populares entonadas en el culto de los dioses de la fertilidad: Dioniso y Deméter. En ellos se practicaba  la cruda invectiva y la burla satírica, jocosa y obscena. En su origen era cantado, pues, pero su música se redujo a un mero acompañamiento de su recitación.
     A diferencia de la elegía, la poesía yámbica está alejada de los poemas homéricos, tanto en su lengua y métrica (se basa en el yambo,U_ y el troqueo,    _U , más próximo a la lengua hablada), como en los temas: invectiva, sátira, ataques personales; todo ello tratado con gran desenfado y realismo. A veces, no obstante, los temas coinciden con los de la elegía, pero tratados con carácter mucho más realista y menos refinado y elevado.

ARQUILOCO

     Aunque  hay distintas versiones en la crítica, podemos fecharlo en pleno s. VII a. C. Sus datos biográficos ciertos proceden de su obra:
•    Nació en Paros, tierra pobre. Al parecer emigró con sus conciudadanos a la colonia de Tasos, donde buscaban territorio agrícola y la proximidad del litoral tracio, rico en oro.
•    Luchó como mercenario sin esperar reconocimiento ni honores, sólo la paga.
         Sus conciudadanos a su muerte le levantaron un monumento con una inscripción donde le demuestran su afecto.
     Además existen noticias que lo presentan como hijo bastardo de un noble y una esclava tracia. Estuvo enamorado de Neóbule, con la oposición de su padre Licambes, a quienes harán objeto de sus crudas invectivas yámbicas.
     Su concepción de la lucha como soldado dista mucho del ideal homérico: no le importa arrojar su escudo si con ello puede salvar su vida. Su poesía también es enormemente crítica con los convencionalismos aristocráticos.
     Concibe el amor no como un alivio del hombre, sino como una grave enfermedad. Su odio se desborda en ocasiones en una oleada de maldiciones.
     Aparece también en él el tema de la limitación del hombre, que está a merced de las fuerzas superiores de los dioses y del destino, pero ante ello no actúa con desesperación, sino soportando con paciencia las adversidades.
     También encontramos en Arquíloco el tema del vino, pero el centro de su poesía es la invectiva, con la expresión de un odio desmesurado y destructivo.

HIPONACTE

     Es el otro gran yambógrafo. Usa también invectivas, pero más agrias y de gran realismo, burlándose hasta de sí mismo.
     Sus versos nos lo muestran como mendigo conocedor de los bajos fondos de la sociedad que le tocó vivir dentro del mundo jonio de Éfeso, en el s. VI a. C. Es prolijo en descripciones obscenas.






5.    LÍRICA CORAL

     Está vinculada en sus orígenes a rituales que tienen al grupo o coro como protagonista del canto y, a veces también, de la danza. Era acompañada por un instrumento de cuerda, si bien acabó imponiéndose la flauta.
     Dentro de ella, los tipos son muy variados, según la personalidad del héroe o dios a quien se dediquen, o del coro que los ejecute o, incluso, del motivo por el que se hayan compuesto:
•    Peanes: himnos entonados en honor a Apolo
•    Ditirambos: poemas cantados y danzados circularmente en honor a Dioniso.
•    Partenios: cantos procesionales acompañados de danza a cargo de jóvenes doncellas.
•    Epinicios: odas en honor de los vencedores en las competiciones atléticas.
•    Trenos: cantos de lamento con motivo de algún hecho luctuoso.

     La lírica coral cuenta casi siempre con el mito como elemento base de composición. Su desarrollo se asocia con el Peloponeso y, por lo tanto, con el dialecto dorio.
     Las composiciones se ajustan a esquemas métricos que forman estrofas, a las que se oponen las correspondientes antistrofas, que encontraremos posteriormente también en los coros de la tragedia.
     Entre otros autores destacamos a Píndaro y Alcmán.

PÍNDARO

     Poeta aristócrata beocio, de la población tebana de Cinoscéfalas, nacido a fines del s.VI a. C. (522-18).
     Su poesía le puso en contacto con muchos centros políticos y culturales para lo que emprendió diversos viajes. Así sus triunfos en Sicilia fueron decisivos para su reconocimiento en toda Grecia. Allí estuvo junto a los gobernantes Hierón y Terón, al primero de los cuales rinde honores en sus versos como triunfador de una carrera de caballos, y al segundo en una de carros.
     Estuvo de parte de los persas en su lucha contra los griegos y sufrió el acoso de éstos cuando obtuvieron la victoria, retractándose. Así, de regreso de Sicilia cantó la grandeza de Atenas en su triunfo contra los persas, lo cual no cayó bien entre sus compatriotas tebanos, enemigos de Atenas.
     Su producción se compone fundamentalmente de epinicios, que alcanzan una perfección no exenta de complejidad. Estas odas triunfales reciben distintos nombres: Olímpicas, dedicadas a los vencedores en Olimpia; Píticas, en honor a los triunfadores en Delfos; Nemeas, en honor a los vencedores en Nemea, e Ístmicas, en honor a los triunfadores en los juegos ístmicos de Corinto.
     Escribe en dialecto dorio en una métrica compleja. Existen dos tipos de epinicios: FORMAL Y DE OFRECIMIENTO. El primero era solicitado por el vencedor al poeta y era cantado cierto tiempo después de la competición, era más extenso y alababa al aristócrata o tirano en cuestión en la ciudad de que era originario, tratando de reflejar la excelencia de toda su estirpe. El segundo o de ofrecimiento, lo componía el poeta en el lugar de la victoria, glorificando al vencedor, solía ser más corto.
     El epinicio consta de tres partes: MÍTICA, DE ACTUALIDAD Y GNÓMICA.
•    El mito proclama ante todo el pueblo la raigambre del linaje de la familia. Se presenta de forma no lineal, sino empezando por el final o entremezclando varias partes.
•    En Píndaro las alusiones a la actualidad brillan por su ausencia, resalta más la victoria que el hecho deportivo en cuestión.
•    La parte gnómica trata de reflexiones de carácter general relacionadas con el triunfador y su familia y en la línea de una doctrina tradicional.

ALCMÁN

     Aunque nacido en Sardes, en Asia Menor, en el s. VII a. C., este poeta vive, piensa escribe y siente en laconio.
     Nos muestra el lado risueño y femenino de Esparta, en contraposición al guerrero, cantado por Tirteo. El motivo de inspiración para Alcmán son las fiestas en las que participan coros femeninos que rivalizan en cantos y danzas. Refleja todo ese ambiente en sus partenios (cantos de doncellas) insuperables y llenos de intimismo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada